Una terapia genética dual para el glioblastoma se demuestra segura en un ensayo de fase 1

Los organoides Cyborg ofrecen una visión poco común de las primeras etapas de desarrollo.
agosto 15, 2019
Curación con yodo: la suplementación es esencial para enfermedades del corazón, diabetes, cáncer
agosto 16, 2019
Show all

Una terapia genética dual para el glioblastoma se demuestra segura en un ensayo de fase 1

Un ensayo clínico de fase 1 ha demostrado que un tratamiento de terapia génica en dos pasos resultó seguro y eficaz en 31 pacientes con glioblastoma recurrente –una obstinada forma de cáncer cerebral– y podría superar un importante obstáculo que ha dificultado el uso de regímenes basados en interleucina 12 (IL-12) administrados por vía sistémica.

La terapia estimuló la infiltración de células inmunes en tumores y presentó alentadores beneficios preliminares, lo que indica que es prometedora como tratamiento para pacientes con esta enfermedad por lo general mortal. Existen varios tratamientos aprobados para el glioblastoma, pero en la actualidad no existen opciones curativas. Los estudios han revelado que la interleucina 12 (IL-12) –una molécula antitumoral– tiene efectos beneficiosos contra el cáncer.

Sin embargo, no se puede administrar IL-12 sistémicamente debido a su desfavorable perfil de seguridad. En su busca de la tan necesaria alternativa de tratamiento, E. Antonio Chiocca y sus colegas desarrollaron un método que aprovecha los beneficios anticancerígenos de IL-12, al tiempo que limita su toxicidad. Su método de dos pasos (realizado tras la extirpación quirúrgica del tumor) consiste en inyectar el sitio del tumor con un vector viral que administra el gen de IL-12, seguido de la administración por vía oral de un fármaco candidato llamado veledimex que desencadena la producción de IL-12.

En un ensayo multicéntrico de fase 1, el régimen estimuló la producción de IL-12 en el cerebro de 31 pacientes con glioblastoma recurrente, al tiempo que limitó la cantidad de IL-12 que entraba en la circulación sistémica. Si bien algunos pacientes presentaron efectos secundarios graves, estos revirtieron fácilmente después de suspender el tratamiento y fueron menos graves en los pacientes que recibieron dosis más bajas de veledimex.

Las células inmunes antitumorales penetraron en el tumor de manera más efectiva después del tratamiento y los científicos observaron signos de que la terapia pudo haber mejorado la supervivencia general. Los pacientes que recibieron dosis restringidas del corticosteroide dexametasona durante el tratamiento con IL-12 mostraron mayores beneficios en cuanto a supervivencia, lo que sugiere que un uso limitado de corticosteroides podría maximizar los beneficios del tratamiento con IL-12 e inmunoterapias similares. (Fuente: AAAS)

.

LINK DE LA FUENTE ORIGINAL NOTICIAS DE LA CIENCIA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: