"Las apuestas no pueden ser más altas