Descrita la huella epigenética que las enfermedades dejan en las neuronas
septiembre 12, 2019
Mae Jemison entrena para su vuelo del transbordador espacial
septiembre 12, 2019
Show all

Los sonidos del abismo

El mayor radiotelescopio del mundo se adentra en el misterio de las señales de radio ultrarrápidas o FRB.

Durante años seguimos con creciente interés la construcción de
FAST (Five-hundred-meter Aperture Spherical Radio Telescope), un coloso que debía desplazar al de Arecibo como el mayor radiotelescopio del mundo, y que estaba tomando forma en la remota provincia china de Guizhou. Muchas son las expectativas puestas en el, que a principios de esta 2019 fue puesto en servicio a plena potencia, comenzando a cumplir con la larga lista de peticiones. Dada su inmensa capacidad podemos esperar grandes descubrimientos. Y recientemente dio un increíble ejemplo de ello.


Las FRB son uno de las grandes misterios del Universo. Intensas ráfagas de ondas de radio, extremadamente potentes así como increíblemente fugaces, de apenas unas milisegundos de duración, que llegan desde las profundidades del espacio, y por ello del tiempo. A día de hoy siguen sin tener una posible explicación sólida sobre su origen. Podrían ser producidas por agujeros negros, o estrellas de neutrones, pero quizás no, ya que tampoco sabemos el mecanismo que las origen. Su misma naturaleza fugaz y aparentemente aleatoria hace muy difícil estudiarlas.

FAST no podía ser ajeno a esta búsqueda, para la cual está especialmente bien equipada, y logró una observación única «enganchándose» a una fuente conocida como FRB121102, observada por primera vez en 2012 por el veterano observatorio de Arecibo. Lo hizo el 29 de Agosto de 2019, y desde entonces lleva detectadas decenas y decenas de estas ráfagas de radio explosivas. La cifra total sigue sin ser conocida, ya que los análisis continúan, pero seguramente supera el centenar o más.

¿Por qué unas FRB son aisladas, apareciendo y desvaneciéndose sin dejar ni rastro, mientras que otras parecen repetirse, como es este caso? Tienen orígenes diferente? Estos hallazgos de FAST nos abren nuevos enigmas, pero al mismo tiempo nos aproximan más a la resolución de uno de los grandes misterios del Cosmos. Nada mal para un gigante que apenas está dando sus primeros pasos.

Uno de los estallidos de ondas de radio observadas por FAST, que tiene como punto de origen un punto situado a unos 3000 millones de años luz. Que podamos captarlas pese a ello denota su ingente energía.

En 2017 la fuente FRB121102 ya saltó a los titulares cuando investigadores de Breakthrough Listen, iniciativa para encontrar señales de vida inteligente en el universo, captaron la llegada de 15 ráfagas de radio en espacio de unas pocas horas.

Las FRB, un enigma que sigue desafiando a los astrónomos.

Giant Radio Telescope in China Just Detected Repeating Signals From Across Space

LINK DE LA FUENTE ORIGINAL OCEANO ESTELAR

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: