La sonda india Vikram de la misión Chandrayaan 2 se estrella en la Luna

Parábolas para la nueva conversación (Capítulo 3: La sombra)
septiembre 8, 2019
Ron Paul: "La Reserva Federal necesita ser auditada y luego terminada tan pronto como sea posible"
septiembre 8, 2019
Show all

La sonda india Vikram de la misión Chandrayaan 2 se estrella en la Luna

Finalmente, India no ha podido convertirse en la cuarta nación que aterriza en la Luna de forma suave. El 6 de septiembre de 2019 alrededor de las 20:20 UTC la agencia espacial india ISRO perdió el contacto con la sonda Vikram cuando estaba a tan solo 2,1 kilómetros de altura de la superficie. Muy probablemente la sonda y el pequeño rover Pragyan se estrellaron poco después contra el suelo. El descenso había comenzado a las 20:10 UTC aproximadamente cuando la sonda estaba orbitando la Luna a una altura de 30 kilómetros. El descenso propulsado debía tener una duración de unos 15 minutos. Durante los diez primeros minutos los cuatro motores funcionaron al 100% de empuje para frenar la sonda y luego, a 7,4 kilómetros de altura, comenzó la fase de frenado suave con solo dos motores. En esta fase la sonda seguía descendiendo con una inclinación de 50º con respecto a la vertical mientras el ordenador evaluaba los datos del altímetro láser LIDAR y las imágenes de la zona de aterrizaje para guiar la sonda hacia una zona adecuada.

Recreación de Vikram alunizando (ISRO).

A los 2 kilómetros de altura Vikram debía comenzar la fase final de alunizaje en la que iría reduciendo su inclinación hasta quedar totalmente vertical y estática a unos cien metros de altura. La sonda tenía que flotar brevemente a esta altura para evaluar las características del terreno antes de iniciar el descenso final, una técnica parecida a la empleada por las sondas Chang’e chinas. El contacto con el suelo debía haberse producido a una velocidad de unos 7,2 km/h. Pero no pudo ser. Justo cuando debía comenzar la fase final del descenso se pudo observar como Vikram se desviaba claramente de si trayectoria según la telemetría. Además, parece ser que la sonda comenzó a dar tumbos, algo que, evidentemente, solo puede acabar mal en la fase final de un descenso a la superficie de otro mundo.

El aterrizador Vikram y el rover Pragyan antes del lanzamiento (ISRO).
Orbitador y sonda Vikram de la misión Chandrayaan 2 (ISRO).
Elementos de la misión Chandrayaan 2 (ISRO).
Secuencia del descenao (ISRO).

El fallo de Vikram ha causado cierta confusión en los medios porque esta sonda formaba parte de la misión Chandrayaan 2. Y, aunque el aterrizador se ha perdido, el orbitador sigue funcionando perfectamente alrededor de la Luna. La misión Chandrayaan 2 fue lanzada el 22 de julio de 2019 a las 09:13 UTC mediante un cohete GSLV Mk III M1 que despegó desde la rampa SLP del centro espacial Satish Dhawan, en la isla de Sriharikota (India). La sonda, formada por el orbitador y el aterrizador Vikram, quedó situada en una órbita inicial altamente elíptica de 169,7 x 45.475 kilómetros y 21,37º. En los 23 días siguientes el sistema de propulsión del orbitador se encendió en seis ocasiones para elevar el apogeo de la órbita cada vez más hasta que el 13 de agosto la nave quedó situada en una trayectoria hacia la Luna (en realidad era una órbita elíptica con un apogeo de 400 000 kilómetros). Por fin, el 20 de agosto a las 03:30 UTC la sonda Chandrayaan 2 quedó situada en una órbita lunar inicial altamente elíptica de 114 x 18072 kilómetros y 87,8º de inclinación gracias, una vez más, al motor del orbitador. Tras cuatro encendidos adicionales, el 1 de septiembre Chandrayaan 2 alcanzó una órbita circular de 127 x 119 kilómetros. El 2 de septiembre la sonda Vikram se separó del orbitador y durante los dos días siguientes encendió sus motores en dos ocasiones para reducir el periastro de su órbita hasta los 30 kilómetros.

Zona de aterrizaje de Vikram (ISRO).
Trayectoria de descenso de Vikram (ISRO).
Trayectoria de descenso final. Se observa claramente como Vikram se desvió de la trayectoria planeada (en rojo) a 2 km de altura (ISRO).
Kailasavadivoo Sivan, el jefe de ISRO, abatido tras las malas noticias (ISRO).
El centro de control de la misión de ISRO en Byalalu, cerca de Bangalore (ISRO).

Chandrayaan 2 —«nave lunar 2» en sánscrito— tenía una masa al lanzamiento de 3877 kg (la masa del orbitador era de 2379 kg y la de Vikram de 1471 kg). Vikram llevaba también el pequeño rover Pragyan —«sabiduría» en sánscrito—, de 27 kg. Pragyan tenía unas dimensiones de 0,9 x 0,75 x 0,85 metros y seis ruedas que le hubieran permitido moverse a una velocidad de 1 centímetro por segundo con el fin de recorrer  medio kilómetro aproximadamente. Su panel solar era capaz de generar unos 50 vatios. El nombre de Vikram viene de Vikram A. Sarabhai, uno de los padres del programa espacial indio. El orbitador Chandrayaan 2 tiene unas dimensiones de 3,2 x 5,8 x 2,1 metros y está dotado de un panel solar que genera un mínimo de mil vatios de potencia. Su misión científica durará un año aproximadamente. El orbitador lleva siete instrumentos científicos, mientras que Vikram estaba dotado de cámaras, una sonda de Langmuir denominada RAMBHA para estudiar la ionosfera lunar, el instrumento ChaSTE para estudiar el gradiente térmico de la superficie lunar y el sismómetro LISA. También llevaba el retrorreflector láser LRA de la NASA para medir la distancia de la Luna a la Tierra mediante instrumentos terrestres. Por su parte, el rover Pragyan incorporaba un espectrómetro APXS y el espectroscopio láser LIBS.

Trayectoria de Chandrayaan 2 a la Luna (ISRO).
Imagen de la cara oculta de la Luna tomada por la cámara TMC-2 del orbitador de Chandrayaan 2 (ISRO).
Recreación de Vikram y Pragyan en la Luna (ISRO).

Vikram debía alunizar a unos 350 kilómetros del polo sur lunar, entre los cráteres Manzinus C y Simpelius N (70,9º sur, 22,7º este). Esta iba a ser la primera vez que una nave alunizaba en las regiones antárticas de nuestro satélite. La misión ha tenido un coste total de 140 millones de dólares, una cifra muy modesta teniendo en cuenta la complejidad y lo ambicioso de la misión. Para ISRO la pérdida de Vikram supone un duro golpe después de llevar cerca de una década desarrollando esta misión. Recordemos que originalmente Chandrayaan 2 fue concebida como una misión conjunta entre India y Rusia. India debía suministrar un orbitador y el rover, mientras que Rusia participaría con la sonda de descenso. Los desencuentros entre los dos países provocaron que India decidiese sacar adelante el proyecto en solitario.

Características de Vikram (ISRO).
Instrumentos de Vikram (ISRO).
Características del rover Pragyan (ISRO).

Pese a que suele ponerse como excusa que alcanzar la superficie lunar es difícil, el fallo de Vikram es especialmente sangrante porque se trata de una sonda mucho más compleja que la Beresheet israelí, que se estrelló contra la Luna el pasado abril. Al fin y al cabo, India es una potencia espacial madura que ya ha sido capaz de situar dos sondas en órbita lunar y una en órbita de Marte. Por otra parte, y aunque es cierto que Vikram juega en una liga inferior a las sondas chinas Chang’e 3 y 4, diseñadas para sobrevivir años en la superficie de la Luna gracias al uso de RTGs y RHUs con plutonio-238 de origen ruso (Vikram solo iba a funcionar durante dos semanas, o sea, lo que viene siendo el día lunar), la comparación con el rival asiático es inevitable. China es la única nación que ha logrado alunizar en la Luna a la primera y, además, en estos momentos la sonda Chang’e 4 y su rover Yutu 2 están activos en la cara oculta de la Luna. ISRO no tiene por ahora planes firmes para lanzar otra sonda como Vikram, aunque ISRO ha propuesto toda una serie de sondas lunares para los próximos años. Habrá que ver cómo afecta este fallo al incipiente programa espacial lunar de India.

Vikram y el rover Pragyan (ISRO).
Chandrayaan 2 (Vikram y el orbitador) antes del lanzamiento (ISRO).
La Tierra vista por la cámara de Vikram de camino a la Luna (ISRO).

LINK DE LA FUENTE ORIGINAL NAUKAS DANIEL MARIN

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: